Opinión

Breve análisis descriptivo de la reforma en el régimen de riesgos del trabajo introducida por Ley 27.348

Por Pablo J. Barbieri - Funes de  Rioja & Asociados

La ley 27.348 (B.O. 24/2/2017) viene a reemplazar el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 54/2017 que ha sido dejado sin efecto por el propio Poder Ejecutivo de la Nación. Asimismo, la referida ley ya ha sido reglamentada mediante Resolución SRT 298/2017 (B.O. 24/2/2017).

Aunque a esta altura resulta una obviedad, es necesario comenzar señalando que el la norma en análisis persigue como principal objetivo la reducción de la litigiosidad en materia de riesgos del trabajo. En los mismos considerandos de la norma, se describe como “operativamente insostenible” el régimen tal como se venía aplicando.

Con tal objetivo en miras, la reforma introduce cambios significativos que a nuestro criterio se sustenta en tres aspectos principales: -    La actuación como instancia obligatoria de las comisiones médicas (intentando que actúe como un verdadero filtro a la litigiosidad, que se agote la controversia en la instancia administrativa). -    La modificación de la competencia territorial (intentando evitar que se demande principalmente en jurisdicciones ajenas al lugar de trabajo o al domicilio del trabajador –se había constituido en práctica frecuente las demandas ante el Fuero Nacional del Trabajo con fundamento en el domicilio de la A.R.T.-). -    La fijación de un nuevo esquema de honorarios periciales con montos fijos (intentando evitar que el dictamen pericial esté “atado” al valor del litigio).

También se incorporan otros cambios o mejoras para el trabajador damnificado en lo que hace a la determinación de la “Incapacidad Laboral Temporaria”, el “Ingreso Base” para el cálculo de las prestaciones y actualización de las “compensaciones adicionales de pago único”, entre otros aspectos.

Probablemente la nueva modificación reciba algunos planteos de inconstitucionalidad, aspecto que también mencionaremos brevemente.

1) La actuación de las Comisiones Médicas

Como señalamos más arriba, la ley introduce la actuación de las Comisiones Médicas con carácter obligatorio y excluyente de toda otra intervención.

Intentaremos explicar cómo queda el proceso que deben seguir las partes ante una contingencia prevista en el Régimen de Riesgos del Trabajo (accidente o enfermedad laboral y/o in itinere).

1. Producido el siniestro y denunciado ante la Aseguradora de Riesgos del Trabajo respectiva, el trabajador debe solicitar intervención de la “Comisión Médica Jurisdiccional” (en adelante, indistintamente “CMJ”).La “CMJ” es un órgano integrado por cinco (5) médicos (art. 51 ley 24.241), cuya actuación es a nivel local o jurisdiccional.

2.  Jurisdicción: El trabajador podrá optar por la CMJ correspondiente a: a) su domicilio; b) al domicilio donde presta servicios; c) al domicilio donde habitualmente reporta.

3.  Carácter: La actuación de la CMJ es de carácter obligatorio y el trabajador deberá actuar con patrocinio letrado (conf. 1er. párrafo del art. 1 de la ley).

4.  Función de la CMJ:La Comisión Médica Jurisdiccional, deberá determinar naturaleza laboral o no de la enfermedad; y en caso afirmativo, determinará el porcentaje de incapacidad del trabajador afectado; y finalmente, las correspondientes prestaciones dinerarias que corresponde al trabajador.

5.  Acuerdo conciliatorio previo: Las partes pueden arribar a un acuerdo conciliatorio en forma previa a la intervención de la CMJ. En este caso, deberá darse intervención a la CMJ, a efectos de que el “Servicio de Homologación”, homologue el acuerdo de conformidad con parámetros reparatoriosestablecidos en la normativa sistémica.

6. Efectos del dictamen o resolución de la CMJ: La resolución de la CMJ agota la instancia administrativa, lo que significa que el trabajador, en caso de disconformidad, podrá acudir ante la Justicia.

7. Dictamen de la CMJ y homologación: El dictamen de la CMJ debe ser notificado a las partes y al empleador. En la oportunidad de la notificación se citará a las partes a una audiencia obligatoria, a celebrarse ante el “Servicio de Homologación”.  En dicha audiencia se les informará el importe de la reparación o indemnización. Si media conformidad, se homologa, dejándose constancia del ejercicio de la opción de reparación sistémica. Esta opción resulta excluyente y veda la posibilidad de reclamo judicial extrasistémico o por la vía civilprevisto en el art. 4 de la ley 26.773.

En caso de disconformidad de alguna de las partes sobre el porcentaje de incapacidad, se labra acta y queda expedita la vía judicial. Si la disconformidad fuere respecto del importe de la indemnización, las partes pueden arribar a un acuerdo por un monto superior, que debe ser homologado. Caso contrario, queda expedita la vía judicial (sistémica o extrasistémica).

La ley prevé que en ningún caso se homologarán acuerdos por montos inferiores a los establecidos en el Régimen de Riesgos del Trabajo (reparación sistémica). 8. Opciones recursivas o de revisión que tienenlas partes ante la resolución de la Comisión Médica Jurisdiccional: 8.1)  Las partes pueden recurrir el dictamen de la “Comisión Médica Jurisdiccional” ante la “Comisión Médica Central” (en adelante, indistintamente “CMC”). Luego, la resolución de la CMC, también puede ser recurrida ante la justicia ordinaria del fuero laboral de la misma jurisdicción de la Comisión Médica que intervino. 8.2)  El trabajador puede optar por recurrir directamente ante la justicia ordinaria del fuero laboral de la misma jurisdicción de la Comisión Médica que intervino u optar por la vía civil (art. 4 ley 26.773).

La Resolución SRT 298/2017 detalla los requisitos para inicio del trámite ante la CMJ, fijación de audiencias, pruebas, alegatos, recursos, plazos y procedimiento para homologación de convenios.

2) Características de la actuación ante las Comisiones Médicas Jurisdiccional y Central

-    Agotamiento instancia administrativa: Las resoluciones dictadas por la CMJ o la CMC pueden agotar la instancia administrativa. -    Patrocinio:El trabajador debe actuar con patrocinio letrado y los honorarios profesionales que correspondan por dicho patrocinio y demás gastos en que incurra el trabajador a consecuencia de su participación en esta instancia, estarán a cargo de la A.R.T. -    Resolución:Las Comisiones Médicas deben ajustar sus pronunciamientos al Listado de enfermedades Profesionales previsto en el Anexo I del Dto. 658/1996 y a la Tabla de Evaluación de Incapacidades prevista en el Anexo I del Dto. 659/1996 y sus modificatorios. -    Plazo: La CMJ tiene un plazo de 60 días hábiles administrativos contados a partir de la primera presentación debidamente cumplimentada. Dicho plazo es prorrogable por cuestiones de hecho relacionadas con la acreditación del accidente o enfermedad. En caso de incumplimiento de los plazos, las partes tienen expedita la vía judicial. -    Notificación:Las resoluciones de las respectivas Comisiones, deben ser notificadas a las partes y al empleador (aunque no haya sido parte en el proceso). En el procedimiento anterior, cuando el trabajador sólo demandaba a la A.R.T., el empleador no tenía conocimiento del reclamo iniciado por el trabajador.

3) Efecto de cosa juzgada administrativa

Los decisorios que dicten la Comisión Médica Jurisdiccional y la Comisión Médica Central que no fueren motivo de recurso alguno por las partes, así como las resoluciones homologatorias, pasarán en autoridad de cosa juzgada administrativa en los términos del art. 15 de la L.C.T. Esto significa que en principio no podrían ser recurribles, salvo que se invoque y prueben vicios en el procedimiento.

4) Impugnación de las decisiones de la Comisión Médica Jurisdiccional y de la Comisión Médica Central ante la justicia ordinaria del fuero laboral

4.1) Ante la decisión de la CMJ: a.  Las partes pueden dentro del plazo de 15 días, presentar un recurso de apelación ante la CMC. b.  El trabajador puede optar, en igual plazo de 15 días, por interponer recurso ante la Justicia ordinaria del fuero laboral de la jurisdicción correspondiente al domicilio de la Comisión Médica que intervino.

En ambos casos el recurso se presenta ante el “Servicio de Homologación”, pero la presentación se debe realizar en la sede de la comisión médica interviniente, por escrito, fundado y conteniendo una crítica concreta y razonada de la decisión por la que se agravia.

4.2) Ante la decisión de la CMC, las partes pueden interponer un recurso directo ante los tribunales de alzada con competencia laboral del domicilio correspondiente a la Comisión Médica que intervino.

Los recursos procederán en relación y con efecto suspensivo a excepción de los siguientes casos que será con efecto devolutivo (no suspende la ejecución): a. Apelación de la ART ante la CMC por enfermedad no incluida en el listado de enfermedades profesionales (art. 6, apartado 2, punto “c” ley 24.557); b. Apelación de la ART ante la CMC por casos de reagravamiento de enfermedades;

En caso de apelación de ambas partes, se establece acumulación de las actuaciones, actuando como fuero de atracción el recurso interpuesto por el trabajador.

5) La vía civil o acción extrasistémica

La ley 27.348 mantiene la posibilidad de la doble vía, pero –a diferencia del régimen anterior- condiciona la acción extrasistémica o de la vía civil al cumplimiento y agotamiento de la instancia administrativa de la Comisión Médica Jurisdiccional.

6) Cuestión sobre la competencia territorial









Continuar Leyendo »

 

10 de marzo 2017 | 2 comentarios | Comentar

Para recomendar esta nota por email, por favor complete el siguiente formulario:

Sebastián Baillot

Sinceramente, por qué en vez de hacer una ley inconstitucional que ajusta por el lado de los abogados y los actores, por qué no tratan de mejorar la seguridad e higiene en el trabajo? que es la real causa de los litigios

10 de marzo 2017

carolina

Se tendría que aplicar verdaderas sanciones a los empleadores que no cumplan con la seguridad e higiene, ya que los trabajadores no quieren verse lesionados en su capacidad física y psíquica, sino trabajar. Me pregunto ¿Qué trabajador se le pasaría por su mente , ver disminuida su capacidad laboral y por consiguiente no acceder a su puesto de trabajo y/o a otras futuras reinserciones laborales.-

14 de marzo 2017