Entrevistas

"El paso por un estudio grande antes de llegar a la empresa aporta el aprendizaje del trabajo intenso y de calidad"

Santiago F. Pezzati, Gerente Senior de Asuntos Legales y Externos de Nobleza Piccardo (British American Tobacco), comenta su experiencia del paso de un estudio grande, al mundo de la empresa multinacional. El legado más apreciado son los amigos, dijo en diálogo con abogados.com.ar. Usted tiene la experiencia de haber comenzado la carrera profesional en estudios de abogados para luego desempeñarse en empresas. ¿Cómo fue ese recorrido?

Yo nací y me crié en Mar del Plata. Cuando estaba en el colegio secundario, mi vocación era hacer la carrera diplomática y me aconsejaron para ello estudiar derecho en Buenos Aires. Efectivamente, estudié derecho en la Universidad Católica Argentina y mi primera experiencia laboral fue una pasantía en la Cancillería. Fue una experiencia muy buena pero los pasos posteriores que di en mi carrera me llevaron a trabajar en el año 1999 en un estudio jurídico (Estudio Bilbao) durante cuatro años. Mi objetivo de todos modos era ingresar a un estudio grande y por ese motivo comencé a trabajar en Brons& Salas en el 2013. Allí tuve una experiencia muy enriquecedora donde aprendí a trabajar con temas importantes y bajo constante presión. Después de casi dos años, me llegó una propuesta para trabajar en una empresa multinacional, Philips. Me tomó por sorpresa pero me entusiasmó la idea de trabajar en el área de legales de una empresa. Estuve 10 años en Philips, casi cinco en el área de Legales. Siempre fui buscando nuevos desafíos que me motivaran y así fue como a fines de 2009 me dieron la oportunidad de iniciar una nueva área, la de Asuntos Públicos, para liderar las relaciones de la empresa con el Gobierno, las cámaras empresariales y otros stakeholders claves. Fue un desafío enorme. No tenía experiencia en Asuntos Públicos pero fue un cambio muy importante en mi carrera ya que encontré mi vocación original por la diplomacia en el mundo empresarial. Me tocó organizar la función de cero y lo primero que hice fue alinearme con quien la lideraba a nivel global, lo que me permitió esquematizar la función y darle una visión estratégica. A fines de 2014 tuve que enfrentar otro nuevo desafío, dejar Philips para pasar a ocupar al principio una función similar (Asuntos Corporativos & Regulatorios) en  otra multinacional, Nobleza Piccardo compañía miembro del Grupo British American Tobacco, y en agosto de este año, se me sumó el área de legales, fruto de una fusión global de dichas funciones.

¿Qué rescata de su época de trabajo en el estudio con relación al desempeño en empresas?

Rescato el hecho de trabajar bajó constante presión, con muchas responsabilidades, siendo muy joven. Poder optimizar los tiempos y satisfacer las necesidades de los clientes. Destaco que los grandes estudios son como escuelas formadoras. Pero lo que más resalto son las amistades que sigo manteniendo hasta el día de hoy.

¿Qué ventajas y desventajas podría decir que tienen las dos posiciones?

No se trata de ventajas y desventajas. Depende del plan de carrera que uno se trace, y en función de eso como contribuyen las diferentes experiencias a ese plan. No tengo dudas de que cada una de las experiencias que tuve me sirvió para dar cada uno de los pasos que vengo dando en mi carrera profesional.

¿Cómo se siente el trabajo en equipo cuando es entre pares y cuando se da entre ejecutivos con formaciones y experiencias muy distintas?

Es totalmente diferente. Cuando uno está entre pares y además siembra amistades, se crea un vínculo muy fuerte y una camaradería que ayuda, además se habla con gente que utiliza el mismo idioma que uno. Al pasar a una compañía hay que dejar atrás ese abogado un poco más estructurado, para pasar a convertirse en un abogado más metido en las necesidades del día a día de la empresa. El abogado interno tiene que ser mucho más flexible, mucho más abierto a escuchar otros lenguajes, otras ideas y a gente que viene de otras profesiones.

¿Cómo se produce, recibe y premia o no la calificación del desempeño en cada modalidad de organización?

En mi paso por los estudios jurídicos no me tocó trabajar con procesos de evaluación de desempeño como lo vengo experimentando en la empresa. Tanto en Philips como en British American Tobacco siempre tuve objetivos claros y medibles que cumplir para que se evalúe mi desempeño, y es en función de esa performance que uno es premiado.

¿El elegir trabajar en un estudio o en una empresa se puede decir que en muchos casos tiene que ver con una edad determinada?

En mi caso sí. Tuvo que ver con la edad y eso me permitió delinear mi carrera de la manera en que yo quería que acontecieran los hechos. No me cabe duda que la experiencia en un estudio jurídico me posicionó bien para el próximo paso que fue trabajar en una empresa multinacional. Y eso para mí fue beneficioso.

¿Alguna de las dos experiencias significó ventajas en su caso a la hora de compaginar la familia con el trabajo?

Como nos gusta decir a los abogados “depende”. A lo largo de mi carrera he logrado en algunos momentos lograr un buen balance entre la familia y el trabajo y en otros no tanto. Hoy que soy padre trato que ese balance este mucho más equilibrado. La cultura organizacional del lugar adonde uno trabaja influye en la búsqueda de ese equilibrio, pero lo que más influye es uno mismo y los límites que pone.

¿Cómo es el desempeño en concreto en una tabacalera? ¿Qué áreas del derecho necesitará desarrollar más? ¿Exige un abanico de conocimientos mayor o más especialización?

Una tabacalera es un negocio cien por ciento de consumo masivo y eso requiere más conocimiento de derecho comercial y ciertas cuestiones regulatorias que son muy particulares del tabaco. Ahí hay cierta especialidad. Pero el gran desafío que tengo hoy es liderar un equipo multidisciplinario. Tengo cuatro gerencias que reportan a mí. Dos son de Legales, una es de Asuntos Gubernamentales y la cuarta, de Asuntos Corporativos. O sea que mi gran desafío hoy es de liderazgo.

¿El hecho de que la empresa sea una multinacional le pone algún tinte especial a la forma de encarar la tarea? Una empresa multinacional lleva a trabajar en el contexto global con intereses globales. La sincronización de lo que uno hace o de cómo da un servicio internamente tiene que estar alineado con la misión y visión de la compañía que es única para todos los países adonde opera. ¿Cómo cambian las metas de desarrollo profesional a futuro cuando ya se trabaja en una estructura empresarial con todas esas características? El plan de carrera que uno se traza es propio de cada persona. En una empresa multinacional se deben ir buscando las oportunidades que se combinen con las capacidades de liderazgo de uno y también con el apetito por nuevos  desafíos, esto incluye la posibilidad de trabajar en otros países. Los nuevos desafíos pueden ser dentro de la zona de confort; en mi caso, los asuntos corporativos, las relaciones gubernamentales y el derecho, pero también puede ser un nuevo desafío en áreas en las cuales uno no tiene tanta experiencia.

 

02 de diciembre 2015 | Sin comentarios | Comentar

Para recomendar esta nota por email, por favor complete el siguiente formulario: