Opinión

Prescripción de las acciones de responsabilidad en materia societaria

Por ​Pablo D. Frick

1. Nociones preliminares.

La prescripción es el medio para adquirir un derecho o liberarse de una obligación por el transcurso del tiempo, según surge de la letra del art. 3947 del Código Civil velezano, que si bien ha sido recientemente derogado mantiene actualidad en esta breve definición.(1)

La prescripción liberatoria constituye, entonces, una sanción mediante la cual se priva al acreedor de la facultad de exigir el cumplimiento de la prestación, cuya operatividad se encuentra sujeta a la voluntad del deudor, que puede renunciarla. (2)

De tal manera, como medio de liberación del deudor por el transcurso del tiempo expresamente fijado por la ley, sirve a la seguridad jurídica al dar estabilidad a los derechos y las relaciones entabladas.(3)

De lo anterior se colige que la prescripción es una institución jurídica que produce la aniquilación del derecho de ejercer una acción, de modo que debe analizarse mediante una interpretación restrictiva. Como contrapartida, la admisión de actos tendientes a preservar la subsistencia del derecho debe ser comprendida en forma amplia ante casos de duda. (4)Es así que el criterio restringido en su interpretación importa el beneficio de la vigencia del derecho en supuestos dudosos. Y encuentra sustento en elementales razones de seguridad y orden social; por cuanto una de las funciones del derecho es eliminar situaciones inestables, impidiendo que sean materia de revisión una vez transcurrido cierto período temporal. (5)   

2. Las acciones de responsabilidad en la ley 19.550.

Sentado lo anterior, debemos poner de relieve que el ordenamiento jurídico sobre sociedades en nuestro país carece de disposiciones específicas sobre prescripción. No contiene, por lo tanto, términos prescriptivos aplicables a las acciones de responsabilidad incoadas contra los administradores.

La cuestión no es menor, ya que la LGS contempla dos acciones de responsabilidad que pueden promoverse contra los administradores:

(a) la “acción social de responsabilidad” (arts. 276/278) que persigue la recomposición del daño causado al patrimonio del ente y puede ser iniciada por la sociedad, los socios individualmente pero en interés de aquella (o sea, ejercidaut singuli) o el síndico en caso de quiebra; y,

(b) la “acción individual” (art. 279) que procura recomponer intereses patrimoniales particulares del socio o tercero que la inicia. (6)

Por ello, cuando de diseñar estrategias, preparar demandas, iniciar juicios o litigar en los tribunales se trata, debe tenerse en claro cuál es el plazo prescriptivo a invocar y el momento inicial de su cómputo. Más aún, considerando la reciente entrada en vigencia del Código Civil y Comercial de la Nación, cuya relevante incidencia en el caso analizaremos más adelante.

3. El plazo prescriptivo aplicable a las acciones de responsabilidad.

Para conocer el plazo prescriptivo aplicable a un conflicto de índole societario, debe acudirse a las normas sobre la materia del derecho común. (7) Pero la cuestión no es tan sencilla; presenta dificultades que ya eran evidentes en el régimen anterior al del actual Código Civil y Comercial, y aquellas no han sido del todo superadas.

Analicemos entonces las variantes y vicisitudes existentes al respecto.

3.(a) El régimen anterior a la sanción de la ley 26.994.

3.(a).i. El caso de la acción ejercida por la sociedad o por los socios.

El art. 848 del derogado Código de Comercio establece que la prescripción de las acciones derivadas del contrato de sociedad y las operaciones sociales opera a los tres años; siendo este plazo aplicable a todos los tipos societarios.(8)

Tal plazo trienal comienza a correr desde: (a) la fecha en que la asamblea declara la existencia de la causal y, en caso de inacción de la sociedad, transcurridos 3 meses de tal resolución; y, (b) la fecha en que se aprueba la gestión de los administradores.(9)

Por el contrario, si se trata de hechos ilícitos que generan responsabilidad de índole extracontractual, la prescripción -a criterio de ciertos autores- es de dos años (art. 4037 del Código Civil de Vélez), contados desde la comisión del hecho dañoso, el cual es independiente del cese en el cargo por parte de los administradores.(10)

Sin embargo, la Sala A de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial ha considerado que la demanda tendiente a hacer efectiva la responsabilidad del administrador por mal desempeño en sus funciones con base en lo preceptuado por los arts. 274 y 276 de la ley 19.550 contiene una acción típica del ordenamiento societario (acción “social” de responsabilidad), con prescindencia de que los actos del demandado revistan caracteres lícitos o ilícitos, ya que su valoración debe efectuarse de acuerdo con el standard de conducta exigido por el art. 59, que le impone el deber de obrar con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios. (11)

Otros han entendido que el plazo aplicable es el decenal del art. 846 del derogado Código de Comercio y, cuando el daño fuere individual (art. 279, LGS), el inc. 1 del art. 848. (12)

Ahora bien, teniendo en cuenta que las acciones de responsabilidad revisten carácter “resarcitorio” (a favor de la sociedad en la “acción social” y a favor del socio o tercero en la “acción  individual”) y que pueden ser ejercidas por fuera del contrato social, no debe descartarse la aplicación del art. 4037 del Cód. Civil -sostenida por Gagliardo y Otaegui por ejemplo, como vimos supra- en cuanto dispone lo siguiente: “Prescríbese por dos años, la acción por responsabilidad civil extracontractual.” Es que las normas sobre derecho común son plenamente aplicables a la actividad societaria por remisión del Título Preliminar del Código de Comercio, que la ley 19.550 integra (aunque hoy “complementa” el Código Civil y Comercial de la Nación).

No obstante, parte de la doctrina ha entendido que a las acciones de responsabilidad -tanto a la social como la individual- les resulta aplicable el plazo trienal del art. 848 inc. 1° del Código de Comercio. (13)

Alegría también concluye que a las acciones social e individual de responsabilidad les es aplicable el plazo prescriptivo del mencionado art. 848 inc. 1° del Código de Comercio (14) y, en el mismo sentido, Roitman agrega que parece innegable que la responsabilidad que origina la acción social deriva de la manera incorrecta en que el órgano de administración realizó las operaciones sociales conforme las estipulaciones del estatuto. (15)

No obstante, según la Sala Primera de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, la prescripción breve solamente comprende a: a) las acciones de la sociedad contra los socios; b) las de los socios contra la sociedad y, c) la de los socios entre sí. En los tres casos, se aclaró, los socios deben actuar como integrantes de la sociedad y en relaciones que se consideran comprendidas en el contrato social. (16)

3.(a).ii. La acción ejercida por el síndico concursal. (17)

En caso de quiebra de la sociedad, la acción de responsabilidad puede ser ejercida por el representante del concurso y, en su defecto, por los acreedores individualmente. De este modo, la acción social en la quiebra se somete a ciertas reglas especiales: (a) es promovida por el síndico concursal como parte coadyuvante o por separado; (b) requiere la autorización previa del art. 119 de la ley 24.522, otorgada por la simple mayoría del capital quirografario (art. 248, LCQ); y, (c) cualquier acreedor interesado puede promoverla en defecto del síndico, quien será previamente emplazado en los términos del art. 120 de la LCQ -en este caso la acción se deduce a su costa y sin conformidad previa de los acreedores-.

Ahora bien, considerando que el sujeto activo será -en primer término como dijimos- el síndico concursal, surgió el cuestionamiento de qué plazo prescriptivo resulta aplicable, dado que tal funcionario ejerce la acción en beneficio de la masa de acreedores, quienes -en principio- son terceros respecto de la sociedad y las relaciones entre ésta y sus administradores.

En líneas generales existía uniformidad en la jurisprudencia para aplicar el plazo decenal del art. 846 del Código de Comercio.(18) Así por ejemplo, se ha sostenido que la reparación de daños con base en la regla del art. 278 de la ley 19.550 genera responsabilidad tanto contractual como aquiliana. Y si la responsabilidad que se imputa es del primer tipo, no procede aplicar el art. 4037 del Código Civil, sino el 846 del Código de Comercio. (19)

También se ha dicho que como el funcionario concursal -en su carácter de pretensor- es un tercero en relación a la sociedad y actúa en representación de la masa de acreedores, parece razonable la aplicación, a los efectos de la prescripción, de la regla del referido art. 846 del Código de Comercio.(20)

Conforme a tal doctrina, la Fiscalía General ante la Cámara de Apelaciones en lo Comercial adujo que las acciones de responsabilidad de tipo societario, comprensivas de la responsabilidad contractual derivadas del incumplimiento de las funciones propias de los órganos de administración y fiscalización, no comprende tan solo casos producidos por el incumplimiento de un contrato sino que se hace extensiva a las obligaciones emergentes de la ley, por lo que el plazo de prescripción de tal acción debe analizarse conforme a lo dispuesto por el art. 846 del Código de Comercio; en la medida en que el síndico es un tercero en relación a la sociedad y -reiteramos- actúa en representación de la masa. (21) En similar sentido se expidió la Sala E de la Cámara Comercial en los autos “Crear Crédito Argentino S.A. de Ahorro y Préstamo para la Vivienda en Liquidación c/Campos Antonio y Otros s/ordinario”, del 21/03/2000.

Siguiendo la línea mayoritaria referida supra, la jurisprudencia ha dicho que el plazo decenal de prescripción de la acción instaurada en los términos del art. 278 de la ley 19.550, basada en la calificación de culpable y fraudulenta de la conducta de los accionados -respecto de su actuación en el manejo de una sociedad fallida- debe comenzar a correr desde la aludida calificación de conducta, dado que al fundarse en ella esta acción resulta imposible que pudiese iniciarse antes. (22)



Continuar Leyendo »

 

09 de febrero 2017 | Sin comentarios | Comentar

Para recomendar esta nota por email, por favor complete el siguiente formulario: