Estados Unidos: Condenado a Muerte Alega Estar Muy Gordo para Morir
Un condenado a muerte en los Estados Unidos, pretendía evitar que se concretara la condena a muerte dictada en su contra, alegando que se encontraba demasiado gordo para ser sometido a dicha pena. A pesar del insólito reclamo presentado por Richard Wade Cooey, el cual fue condenado a muerte luego de que en el año 1986 asesinara a dos estudiantes universitarias, las autoridades de Ohio decidieron aplicarle la pena. El condenado, quien fuera ejecutado en el día de ayer por medio de la inyección letal en una prisión de los Estados Unidos, argumentó ante la Corte Suprema de Ohio, que se encontraba demasiado gordo para morir. Según la postura que fue presentada ante los jueces por parte del condenado, los ejecutores presentarían dificultades cuando le quisieran aplicar la inyección letal, ya que no le encontrarían las venas donde aplicarlas. Los abogados del condenado, postularon que en el caso de que la inyección no fuese correctamente aplicada, se produciría un sufrimiento por parte del mismo. A pesar del planteo presentado, los jueces mantuvieron su decisión, cumpliéndose de esta manera la condena establecida en contra del condenado.

 

Opinión

Oro blanco: ¿El mineral del momento?
Por Alina Bendersky F.
Bofill Mir Abogados
detrás del traje
Carina Marcela Castrillon
De BULLO ABOGADOS
Nos apoyan