¿Cómo será la primera empresa no bancaria de cajas de seguridad en Argentina?

El 48 por ciento del emprendimiento corresponde a la familia Kompel, dueña del Paseo La Plaza y la cadena de lavaderos de auto Pronto Wash, mientras que el resto son inversores locales, con experiencia en el sector inmobiliario y bancario.

 

Si bien el negocio es común en otros países, y es conocido por los argentinos ya que se utiliza con frecuencia en Uruguay, no estaba implementado en el país. Por tal motivo, Juan Piantoni, ex Citibank, acercó la idea.

 

La oferta de horarios será más amplia que la bancaria y, además, atenderán los sábados a la mañana. Por otra parte, los clientes se manejarán con “nicks” (sus nombres reales y documentos de identidad no serán accesibles a los empleados del lugar).

 

Para ingresar al lugar, que se encuentra en pleno microcentro, habrá que atravesar seis puertas blindadas y traspasar dispositivos de reconocimiento facial y de huellas dactilares.

 

Como servicios especiales, la compañía ofrecerá cajas “extragrandes”, que son poco frecuentes en el mercado y pueden ser de utilidad para empresas. El lugar tendrá seguridad las 24 horas del día.

 

 “Vamos a invertir $ 50 millones para abrir 10 sucursales en 36 meses”, sostuvo el presidente de Hausler, Alan Packer. Próximamente se ubicarán en Pilar y Nordelta. De acuerdo a los precios que indicó Piantoni, la caja más chica estará aproximadamente 400 pesos por mes (con un seguro de 50.000 dólares).

 

Cabe aclarar que los contratos serán entre privados y no tendrá regulación alguna del Banco Central de la República Argentina en cuanto a las normas de seguridad.

 

 

Opinión

Oro blanco: ¿El mineral del momento?
Por Alina Bendersky F.
Bofill Mir Abogados
detrás del traje
Carina Marcela Castrillon
De BULLO ABOGADOS
Nos apoyan