Uruguay
Hidrógeno verde: la energía del futuro
Por Marina Jimenez De Arechaga
Posadas

Todos sabemos que el calentamiento global en el mundo es un tema muy relevante y con el paso de los años se ha vuelto cada vez más importante. Variados estudios confirman que la demanda de las energías no renovables y combustibles fósiles continúa en aumento pese a los efectos adversos que está generando en el planeta. Sin embargo, un tema del cual se ha escuchado hablar mucho es el hidrógeno verde. ¿Que es el hidrógeno verde? ¿Qué beneficios podría traer al Uruguay? ¿Y qué beneficios aporta para enlentecer el avance del calentamiento global y cambio climático?

 

¿QUÉ ES EL HIDRÓGENO VERDE?

 

El hidrógeno es el primer elemento de la tabla periódica. Es un elemento químico y uno de los más abundantes del planeta. El humano lleva mucho tiempo utilizando este elemento, es considerado un combustible universal y utilizado como materia prima en varias industrias, como como la química para fabricar amoniaco y fertilizantes, en la industria petroquímica para el refinado del petróleo, en la metalurgia para la producción de metanol, acero y otros.  

 

Sin embargo, como no se lo puede tomar directamente del medio ambiente en su estado puro, ya que siempre se encuentra combinado con otros elementos como el oxígeno formando moléculas de agua (H2O), o el carbono, formando compuestos orgánicos, es necesario aplicar un procedimiento para “fabricarlo”.

 

Dicho esto, existen distintos métodos por los cuales se puede obtener el hidrógeno, y el método que utilicemos va a determinar si vamos a estar hablando de un combustible limpio y sostenible o uno que no lo es.

 

Más específicamente, según sean la materia prima y la fuente energética que se utilice para producirlo se podrá hablar de procesos 100% renovables, 100% fósiles o de procesos híbridos.

 

Por ejemplo, el hidrógeno gris, refiere a la sustancia que se produce a partir de combustibles fósiles, principalmente a través de procesos que involucran el uso de gas natural y carbón, y que por lo tanto generan emisiones de efecto invernadero en el proceso de producción. Este tipo de hidrógeno es el más utilizado actualmente.

 

Por otra parte, el hidrógeno verde es aquel que se produce sin el uso de combustibles fósiles y que se obtiene únicamente a partir de energías renovables. De hecho es una fuente de energía limpia que solo emite vapor de agua y no deja residuos en el aire, a diferencia de los combustibles fósiles como el carbón y el petróleo.

 

¿POR QUÉ EL HIDRÓGENO VERDE ULTIMAMENTE SE HA CONVERTIDO EN TEMA DE CONVERSACIÓN?

 

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), una organización internacional que busca coordinar las políticas energéticas de sus estados miembros, ha proyectado en sus publicaciones de finales del año 2019, un aumento de la demanda energética global, lo que como consecuencia traerá en una economía que es dependiente del carbón y del petróleo, un incremento en las emisiones de gases de invernadero y el agravamiento del cambio climático.

 

Adicionalmente El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (su sigla en inglés IPCC), una organización intergubernamental de las Naciones Unidas, ha estudiado que para limitar el calentamiento global en un determinado porcentaje, se debe lograr ser carbono neutral para el año 2050.  Esto es, lograr que estas emisiones de gases de invernadero sean equivalentes a cero, en otras palabras, promover la “descarbonización”.

 

Es así que surgen mecanismos y alterativas para acelerar una transición energética baja en carbono, como es la producción de hidrógeno verde.

 

¿CÓMO SE CONSIGUE EL HIDRÓGENO VERDE?

 

El hidrógeno verde se consigue mediante un proceso de electrólisis, que consiste en utilizar una corriente eléctrica para descomponer la molécula del agua (compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno) separando de esta forma los dos elementos que son el oxígeno y por otra parte el hidrógeno. Es así que a través del agua y utilizando una corriente eléctrica se puede obtener el hidrógeno puro.

 

Lo relevante es que se impulsa y alimenta este proceso de electrólisis sin emplear combustibles fósiles, utilizándose energías renovables como la energía eólica (a partir del montaje de parques eólicos) o la energía solar fotovoltaica (a través de los parques solares).

 

¿URUGUAY ESTA APUNTANDO A DESARROLLAR UNA ECONOMÍA DEL HIDRÓGENO?

 

En cuanto al desarrollo de una economía del hidrógeno, Uruguay tiene muchos atributos para ser un productor de hidrógeno verde, tanto para ser exportado como para ser consumido localmente.

 

Uruguay comenzó a trabajar en el desarrollo del hidrógeno verde en el año 2018, a partir de la formación de un grupo interinstitucional inicial compuesto por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y las empresas públicas de energía ANCAP y UTE.

 

En 2020, el grupo interinstitucional de hidrógeno se amplió y se incorporaron otros ministerios e instituciones del Estado, entre ellos el Ministerio de Ambiente (MA), el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), la Administración Nacional de Puertos (ANP), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), entre otros.

 

Adicionalmente, durante todo este proceso el estado recibió apoyo y la colaboración a nivel internacional, como del puerto de Róterdam, en Países Bajos (el puerto más grande de Europa) y de organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo.

 

Es así que luego de este proceso de análisis e intercambio con actores locales e internacionales, se concluyó que Uruguay tiene muy buenas condiciones para el desarrollo del hidrógeno verde y derivados, tanto para comercializar a nivel local como para la exportación.

 

De hecho, Uruguay ya cuenta con una vasta infraestructura para la generación de energía mediante fuentes naturales, que son los recursos eólicos y solares. La calidad y abundancia de los parques eólicos y solares que se desarrollan en nuestro país permitirían lograr costos competitivos para la producción de hidrógeno a escala.

 

Estos estudios muestran que las regiones que presentan mejores características para la generación de energía solar fotovoltaica se encuentran en el oeste del país, en los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano y Colonia.

 

Por su parte, en lo que respecta al desarrollo de plantas eólicas, Uruguay presenta una capacidad de alta calidad de en las zonas situadas en el límite entre los departamentos de Rivera, Tacuarembó y Salto, y entre Lavalleja, Florida y Treinta y Tres.

 

Sin perjuicio de ello, el resto del territorio presenta características de calidad media que permitirían una capacidad de generación de energía adicional.

 

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE DESARROLLAR LA INDUSTRIA DEL HIDRÓGENO VERDE?

 

Como se mencionó anteriormente, el hidrógeno verde tiene un papel central para alcanzar las ambiciosas metas de descarbonización a nivel global.

 

Una de las principales contribuciones, refiere a que su producción y uso permitirían la descarbonización de usos finales de energía y materias primas que son difíciles de lograr por otra vía o que no se pueden realizar de forma directa con energías renovables.

 

Por una parte, entre los muchos usos y beneficios que aportaría este tipo de energía, uno de ellos es que posibilitaría distribuir energía en otros sectores. En otros términos, sería posible utilizarlo en aplicaciones que incluyen una amplia variedad de usos, tales como la producción de amoníaco para fertilizantes; la producción de combustible para la movilidad en vehículos pesados y derivados para uso marítimo y en aviación; la obtención de calor industrial; el acondicionamiento térmico de edificaciones; y la reducción de hierro en forma directa para producción de acero.

 

También se aportaría al transporte de energía verde entre regiones ya que puede ser trasladada en forma económica a lo largo de grandes distancias (de forma similar a como hoy ocurre con otros energéticos, como por ejemplo, el petróleo o el gas natural licuado).

 

Estos son solo algunos de los beneficios que generaría el desarrollo de esta industria, que como venimos de decir, se está volviendo un tema es clave para lograr las metas de descarbonización que se plantean a nivel global. 

 

 

Posadas
Ver Perfil

Opinión

La contratación electrónica en el Paraguay
Por Bruno Fiori (*)
Fiorio, Cardozo & Alvarado
detrás del traje
Carina Marcela Castrillon
De BULLO ABOGADOS
Nos apoyan