Bolivia
Economía circular en Bolivia: Desarrollos y oportunidades
Por Carlos Covarrubias
PPO Abogados

Ante la alarmante contaminación que estamos viviendo en Bolivia provocada por la quema indiscriminada de tierras y bosques y la sequía que atraviesan varias regiones del país, es fundamental avanzar en iniciativas para acelerar la respuesta a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Una de ellas es el nuevo modelo económico que propone la Economía Circular (EC) como una oportunidad de generar un cambio en la forma de desarrollo, producción y consumo a partir del uso eficiente de los recursos, a través de la reutilización, reparación, reciclaje o renovación de materiales y productos para favorecer al medio ambiente y combatir los gases efecto invernadero.

 

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en América Latina sólo un 10% de las 541.000 toneladas/día de residuos sólidos generados son aprovechas, lo que significa que el 90% restante se desecha, creando focos de contaminación.

 

Según estudios realizados por el Estado boliviano en cooperación con el Programa De Las Naciones Unidas Para El Desarrollo (PNUD), el país genera 2,6 millones de toneladas de residuos al año (equivalente a 7.022 toneladas al día), de las cuales el 87% son del área urbana y el restante 13% del área rural. De los sitios de disposición final sólo el 3,1% son rellenos sanitarios y 6,1% son botaderos controlados. El 90,8% se constituyen en botaderos a cielo abierto, creando repercusiones ambientales negativas.

 

A pesar de estos preocupantes indicadores en Bolivia hay evidencia de una creciente actividad económica innovadora y circular del sector privado, destacándose las siguientes:

 

  • La CBN lanzó cuatro objetivos de EC al 2025: (i) Gestión del agua (las comunidades de sus áreas de influencia tendrán una disponibilidad y calidad de agua mejorada en Cochabamba y Oruro; (ii) Agricultura inteligente, que consiste en la cooperación de financiamiento a los agricultores que trabajan con la empresa; (iii) Empaque circular, para que sus productos y en envases retornables sean retornables o reciclables y (iv) Acción climática que consiste en conseguir fuentes renovables de electricidad para reducir las emisiones de CO2).
  • Por su parte, ITACAMBA ha implementado una política de EC estructurada cuya finalidad es que el CO2 involucrado en su sistema de producción no vuelva a la biosfera. Además de la captura de CO2 y polvo en sus procesos de producción en su planta de cemento Yacuses tiene procesos de sostenibilidad con mayor eficiencia energética. También, es parte de un proceso internacional de investigación que busca modificar la actual formula de hormigón a través de aditivos que ayuden a combatir el cambio climático.
  • REPSOL tiene una estrategia de EC basada en: (i) Diseño de productos con materias que alberguen su vida útil; (ii) Reutilizar residuos para que tengan un nuevo uso; (iii) Fabricación de productos con fuentes de energía renovables; (iv) Reutilización del agua doméstica de campamentos y (v) tratamiento de lodos empetrolados mediante el proceso de desorción térmica.

 Desde la perspectiva estatal y del sector público también se han tomado acciones concretas sobre a EC. A continuación, algunos ejemplos:

 

  • La ley 755 del 28 de octubre de 2015 de Gestión Integral de Residuos tiene por objeto establecer la política general y el régimen jurídico para la prevención y la reducción de la generación de residuos, su aprovechamiento y disposición final sanitaria y ambientalmente segura. Para la aplicación de la gestión de residuos, el Estado y las entidades territoriales autónomas, deben orientar sus acciones a prevenir para reducir la generación de residuos, maximizar su aprovechamiento y minimizar su disposición final.
  • El Municipio de La Paz, con el apoyo de la cooperación italiana COOPI-Cooperazione Internazionale, la UMSA y la Universidad de Insubria en Varese, está implementando un proyecto de EC denominado "LaPazRecicla" a través de un sistema de gestión integral de residuos sólidos y de reciclaje. El proyecto se centra en el uso de nuevas tecnologías de tratamiento y reciclaje de las 120.000 toneladas de residuos que se generan al año para transformarlos en fuentes de energía.
  • La Fundación Suiza para la Cooperación Técnica Swisscontact a partir del 2023 ha iniciado un proyecto de cuatro años denominado “Ciudades Circulares” para ser ejecutado en Santa Cruz - Bolivia y Cali-Colombia. El proyecto tiene la particularidad que, además de brindar financiamiento, también ofrece asistencia técnica, que permite el intercambio de experiencias entre ciudades, poniendo a disposición su conocimiento con relación a la gestión integral de residuos sólidos bajo un enfoque de EC.

En Bolivia donde más del 80% de la población económicamente activa forma parte del sector informal, existe una tendencia creciente hacia el desarrollo de emprendimientos por cuenta propia para la generación de ingresos. En ese sentido, la EC no solamente juega un papel fundamental para palear el daño ambiental, sino que se constituye en una alternativa para la generación de nuevos negocios y empleos basados en la reutilización de insumos de segunda mano y la aplicación de las multi R´s: repensar, rediseñar, refabricar, reparar, redistribuir, reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

 

Esta nueva forma de economía ya es una realidad exitosa en Bolivia y hay ejemplos sobresalientes de empresas como: Mamut, Qireuco Top Glas, Detux, Empacar, Enkarte, Cruz Verde, Bohemia Papel, Zafar, entre otras, que, en sus diferentes rubros, tiene como base de su negocio la EC, creando nuevas oportunidades de negocios y empleos para muchos bolivianos.

 

Cabe también al Estado boliviano tomar mayores iniciativas en esta materia y considerar la EC no solo como un producto, sino como un enfoque integral para aprovechar su potencial y darle un enfoque diferente a sus políticas ambientales.

 

Por último, y no menos importante, es el sector financiero boliviano que debería tener un rol articulador para la provisión de recursos a las empresas y a las PYME en esta transición económica, tal y como se está haciendo en Colombia a través de un Sistema de Categorización que están usando los bancos para identificar y clasificar los proyectos de EC para darles un financiamiento con mayores ventajas que un crédito ordinario.

 

 

PPO ABOGADOS
Ver Perfil

Opinión

Industrias marrones y finanzas sostenibles: ¿aliadas o enemigas?
Por María Victoria Tuculet
Bomchil
detrás del traje
Mercedes Balado Bevilacqua
De MBB BALADO BEVILACAQUA ABOGADOS
Nos apoyan